Gastronomía

La cocina asturiana ha sabido transmitirse generación tras generación, también lo es el que la gastronomía asturiana carezca de tradición hasta época muy reciente, ya que no existen apenas escritos que nos muestren que comían los asturianos, y los pocos relatos que se conservan se encuentran en textos de naturaleza muy distinta a la gastronómica. Hay que tener presente que el Principado de Asturias tiene dos características que quedan reflejadas en las costumbres culinarias, por un lado posee costas en el Mar Cantábrico lo que le proporciona abundantes elementos marinos (pescados, mariscos) y por otro lado posee una Cordillera Cantábrica con profundos valles en los que crece en semi-libertad la ganadería, dando lugar a carne y a leche de características autóctonas (como la vaca casina).

Sidra: una de las bebidas más características de Asturias es la sidra muy presente en la vida (en las tabernas -chigres-) y celebraciones de los asturianos, por regla general esta bebida es escanciada sobre vasos de gran tamaño (las medidas suelen ser de 12 centímetros de alto, 9 de boca y 7 de parte trasera), desde el día 12 de noviembre de 2002 la “Sidra de Asturias” es una Denominación de Origen Protegida, es muy frecuente verla embotellada en botellas de forma característica y de cristal verde y un tapón de corcho. La sidra es una bebida que tradicionalmente está presente en cuantos festivales, romerías o fiestas se celebren en el Principado, participa de una tradición gastronómica denominada la espicha (espichu).

Fabada asturiana: o simplemente fabada, es el cocido tradicional de la cocina asturiana elaborado con alubias blancas (en asturiano, fabes), embutidos como el chorizo y la morcilla, y con cerdo. Es el plato típico de Asturias (el plato regional más conocido de la región asturiana), pero su difusión es tan grande en la península ibérica, que forma parte de la gastronomía de España más reconocida; se considera según ciertos autores una de las diez recetas típicas de la cocina española. Es tan popular que es raro el supermercado español que no comercializa una lata en conserva de este plato.

Pescados y Mariscos:  las sopas de pescado y de marisco, el , besugo a la chopa (xarágu), el pixín (rape), la merluza o la chopa a la sidra, la ventresca de bonito asada, el rollo de bonito y, por encima de todo, la caldereta, guiso hecho con diversos pescados y mariscos. También se elaboran platos con la lubina, el tiñosu (cabracho), el salmonete, las angula, etc. Algunos pescados tienen preparaciones muy populares como la sardina (típica es la de Santurce) y la parrocha. Entre los mariscos se encuentran diferentes variedades ñocles (buey de mar), langostas, bugres (bogavante), centollo, los oricios (erizo de mar), las andariques (nécoras), etc.